El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto,  encabezó la ceremonia de conmemoración del Día Internacional del Trabajo. En su discurso destacó la importancia del diálogo y la suma de esfuerzos entre los factores de la producción. 

El INEGI, presentó su estimación oportuna del PIB, para el primer trimestre de 2016. Según este cálculo, con cifras desestacionalizadas, la economía mexicana creció 2.9% a tasa anual. 

No es sólo el crecimiento económico lo que está impulsando la evolución del mercado laboral. 

"Estos avances también son resultado del diálogo y la suma de esfuerzos entre los factores de la producción. El mejor ejemplo de ello, es que llevamos prácticamente 31 meses consecutivos sin estallamiento de huelga alguna, de carácter federal".

Justicia laboral

El pasado 28 de abril, el Primer Mandatario envió al Congreso de la Unión un paquete de iniciativas de reforma en materia de Justicia Cotidiana, incluyendo una propuesta para transformar de fondo la Justicia Laboral en México.

"Con la Reforma Laboral de 2012, juntos hemos incrementado la flexibilidad del mercado laboral; hemos incentivado la productividad; y juntos hemos fortalecido la transparencia y la democracia sindical.
Ahora, juntos también, debemos modernizar la justicia laboral".

Se trata de un cambio de paradigma que permitirá empatar el sistema de justicia, con los nuevos tiempos. Entre los principales cambios contempla:

1. Que la Justicia Laboral sea impartida por órganos del Poder Judicial Federal o de los Poderes Judiciales Locales.

2. Que los procesos de conciliación sean más ágiles y eficaces. Para ello, se propone la creación de Centros de Conciliación especializados e imparciales.

3. Se propone, que la instancia federal de conciliación sea un organismo descentralizado que conozca del registro de todos los contratos colectivos de trabajo y de las organizaciones sindicales.

4. Se revisarán, en la Ley respectiva, los procedimientos para la firma, depósito y registro de contratos colectivos, asegurando el pleno respeto a la autonomía sindical y al derecho de asociación.

"De aprobarse esta reforma, lograremos el cambio más trascendental para la protección y defensa de los derechos laborales, desde la creación del artículo 123 en la Constitución de 1917.
En pocas palabras estamos construyendo la Justicia Laboral del siglo XXI, para la economía mexicana del siglo XXI.