México tiene un gran potencial turístico, es un mosaico de paisajes y actividades; de colores, de sabores y sonidos, que se unen a la calidez de su gente. Estoy convencido de que la industria del turismo es una ruta segura hacia el México Próspero que nos hemos trazado como meta nacional.

Hoy puedo celebrar dos grandes acontecimientos que impulsan decididamente este sector estratégico de nuestra economía nacional.

Por un lado, la instalación formal del Gabinete Turístico, que será el encargado de coordinar y hacer más eficientes las acciones de las dependencias federales en esta materia para la entrega de resultados.

Y por otro, la excelente noticia del Consejo Nacional Empresarial Turístico de México de proyectar una inversión superior a los 112 mil millones de pesos, para el desarrollo de 176 proyectos en 27 destinos turísticos, aumentando nuestra oferta turística nacional en 33 mil habitaciones.

Esta inversión es motivo de orgullo y satisfacción, y con ello ratifico la firme determinación de este gobierno, por lograr que México vuelva a ser una potencia turística mundial.