Por Enrique Peña Nieto


Por primera vez como Presidente de la República, desde Xochitepec, Morelos, tuve la oportunidad de participar en el inicio de un nuevo ciclo escolar. Ahí pude observar la emoción de los alumnos por conocer a sus maestros y la ilusión por encontrarse con viejos y nuevos amigos.

El futuro de México depende de lo que hagamos hoy por una educación de calidad para nuestros niños y jóvenes; para lograrlo tenemos en los maestros a los mejores aliados, quienes desde las aulas mejoran y transforman la educación que reciben los alumnos del país.

Al reconocer la importancia de que los estudiantes de México reciban una educación a la altura de las mejores del mundo, impulsamos una Reforma Constitucional en materia educativa que fue aprobada por el Congreso de la Unión y la mayoría de los Congresos Estatales, en apenas dos meses.

Además, este primer día de clases anuncié la decisión de emprender una revisión a fondo del financiamiento de la educación pública. En las próximas semanas, en el marco de la Reforma Hacendaria, presentaré un conjunto de iniciativas de reforma a la Ley de Coordinación Fiscal y a la Ley General de Educación.

Con el esfuerzo del magisterio nacional, de los alumnos y padres de familia, haremos de la educación la fuerza transformadora del México del Siglo XXI. A los más de 26 millones de alumnos y a los 1.2 millones de maestros de Educación Básica les deseo el mayor de los éxitos en este nuevo ciclo escolar  2013 – 2014.