México hoy es mucho más que una economía estable, es una economía con un amplio potencial para crecer en los años y décadas por venir.

Con las reformas transformadoras, en los siguientes años, México transitará de un bajo crecimiento inercial, a un crecimiento económico acelerado.

Algunos indicadores económicos positivos para nuestro país son:

  • El Gobierno de la República ya está invirtiendo de manera acelerada en el desarrollo de infraestructura.  En el primer trimestre de este año, el gasto en inversión física fue 46.5% superior al mismo periodo del año pasado.
  • Las exportaciones totales durante los primeros cuatro meses del año tuvieron crecimiento de 3.7% respecto al mismo periodo de 2013.
  • Conforme a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante abril el empleo formal creció 3% respecto al mismo mes en 2013.
  • El empleo se incrementó en todos los sectores de la economía, incluyendo el de la construcción.
  • Al cierre de marzo destaca un crecimiento de 3.4% de la producción industrial del país en comparación al mismo periodo de 2013.
  • El componente de manufacturas aumentó de forma anual 6.8%.
  • La inversión extranjera directa captada durante el primer trimestre creció 17% respecto al mismo periodo del año pasado.