Por Enrique Peña Nieto

Para instrumentar las primeras acciones de la Cruzada Nacional contra el Hambre, hoy estuve de regreso en Durango, tierra de gran riqueza forestal, vocación ganadera y desarrollo agrícola.

Ahí señalé los 5 objetivos de la Cruzada:

  1. Cero hambre en aquellos mexicanos en pobreza extrema y carencia alimentaria severa.
  2. Eliminar la desnutrición infantil aguda.
  3. Aumentar la producción de alimentos y el ingreso de los campesinos y pequeños productores agrícolas.
  4. Minimizar las pérdidas post-cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización.
  5. Promover la participación comunitaria.

Como indica el punto 4, en el ámbito agropecuario, la Cruzada Nacional contra el Hambre va a fortalecer directamente el esfuerzo del pequeño productor.

Si queremos combatir de fondo el hambre y la pobreza extrema en el campo, es necesario incrementar la productividad agroalimentaria, la productividad de cada uno de nuestros campesinos y pequeños productores.

No bajaremos la guardia. Trabajaremos para logar un campo productivo, rentable, justo y sustentable, que nos permita hacer frente al hambre que hay en el país.