El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inauguró el Puerto Fronterizo Guadalupe-Tornillo y Entronque La Ribereña.
 "Este día reafirmamos la amplia y dinámica relación biateral que existe entre dos grandes países, entre Estados Unidos y México". 
Beneficios en la región

Con el
Puerto Fronterizo Guadalupe-Tornillo, se incorporan vialidades internas para vehículos ligeros y autobuses, con espacios idóneos para recibir, almacenar y trasladar mercancías entre ambos lados de la frontera.

Tiene una longitud de 215 metros sobre el Río Bravo, que permitirá brindar servicio a cerca de 60 mil peatones y a más de 2 mil 400 vehículos por día.

Y con la construcción del Entronque Vial La Ribereña, de 4 carriles y una longitud de 186 metros, se conectan la Carretera Federal Mex-2 y el nuevo Puerto Fronterizo.

Adicionalmente el Presidente de la República anunció la construcción del Libramiento de Juárez, que conectará el Entronque de La Ribereña, donde está el nuevo Puente Guadalupe-Tornillo, con la Carretera Federal 45 que llega hasta el centro del país.

Con este libramiento, se evitará que el tránsito pesado de largo itinerario cruce por Ciudad Juárez; lo que reducirá los tiempos de recorrido de las mercancías, y sobre todo, se incrementará la calidad de vida de los habitantes de este municipio. 


Beneficios relación bilateral

México y Estados Unidos están unidos por una frontera de más de 3 mil 100 kilómetros; con 10 estados fronterizos y 14 millones de habitantes.

En los cerca de 60 cruces fronterizos, diariamente transitan más de un millón de personas y 300 mil vehículos, y se desplaza más del 70% de nuestro comercio bilateral. 

En estos años, el comercio total de México con el mundo prácticamente se ha multiplicado por más de 5, pasando de 140 mil MDD en 1994, a 776 mil MDD en 2015.

Con los Estados Unidos, en particular, el comercio bilateral es del orden de los 500 mil MDD por año. Éste mercado es el destino del 80% de las exportaciones nacionales.

A su vez, México es el segundo receptor de las exportaciones de Estados Unidos, sólo después de Canadá. 

En Estados Unidos, las importaciones provenientes de México contienen casi 40% de componentes estadounidenses, mientras que las provenientes de China, únicamente el 4.2%.