Proteger la salud de la población es un deber primordial del Estado. El Gobierno de la República tiene el compromiso de ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios médicos.

Por eso ha sido un gusto entregar hoy, el nuevo “Hospital para el Niño Poblano”. Con una inversión de 425 millones de pesos, las instalaciones incluyen: 80 camas, 20 consultorios, sala de urgencias, quirófanos, terapia intensiva, laboratorio y farmacia.

Asimismo, cuenta con equipo de última generación: radiología e imagen, estaciones de hemodiálisis y de oncología, con lo que más de 2 millones 200 mil niñas, niños y adolescentes serán beneficiados.

Para una familia siempre es una gran preocupación cuando alguien se enferma en casa; más cuando se trata de los hijos. Seguiremos trabajando para que haya más clínicas y hospitales, así como médicos y enfermeras, al servicio de la gente.