Hoy estuve en el norte del país para entregar una obra que impulsará la economía y el desarrollo: La terminal ferroviaria de Durango, que dará a este estado mayor conectividad con otras regiones de México, facilitando el intercambio de mercancías.

Los contenedores provenientes de Asia-Pacífico pasarán por aquí, en su recorrido hacia el este de Estados Unidos, y se evitará el ingreso de los trenes a la capital, ya que la antigua estación estaba dentro de la ciudad.

Además, se agilizará el manejo de carga, pues se encuentra a un costado del aeropuerto; se incrementará la velocidad de 20 a 80 km por hora, y su capacidad de operación aumentará en 60%: de 11 millones a 17.7 millones de toneladas.

2015 lo estamos iniciando con buenas noticias: al tiempo que se construyen obras de comunicaciones, estamos poniendo las reformas en acción, para que sus beneficios lleguen a los hogares mexicanos.