Por Enrique Peña Nieto

La industria automotriz es ejemplo del dinamismo y competitividad del México del siglo XXI. Además, es una creciente fuente de empleos para los jóvenes mexicanos. Por ello, celebro haber inaugurado hoy la nueva planta de Mazda en Salamanca, Guanajuato, que traerá grandes beneficios para el país, para los mexicanos y para los guanajuatenses.

Con una inversión de 770 millones de dólares, en 2016 este gran complejo automotriz producirá hasta 230 mil vehículos anuales. Pero lo más importante en términos sociales, es que se generarán 4 mil 600 empleos; es decir, que el mismo número de familias mexicanas tendrán una mejor calidad de vida, gracias a esta inversión.

Además, este día anunciamos el “Acuerdo de Certidumbre Tributaria”. Con este instrumento, durante 2015, 2016, 2017 y 2018, no habrá nuevos impuestos, no subirán las tasas de los impuestos actuales y no se reducirán o eliminarán los beneficios fiscales, ni las exenciones existentes.

México continúa dando pasos firmes para liberar todo su potencial y consolidarse como una economía emergente en el mundo.

Mazda ha confiado en México y México le está cumpliendo a Mazda. Les deseo el mayor de los éxitos. Estoy seguro de que sus logros contribuirán a la proyección de México, como una potencia automotriz de clase mundial.

NO propondremos nuevos impuestos, ni aumentaremos las tasas de los existentes, en todo lo que resta de la administración.

— Enrique Peña Nieto (@EPN) febrero 28, 2014