El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró la Autopista Salamanca - León, 79 kilómetros que conectan a Salamanca, Irapuato, Silao, Romita y León.

Con una inversión total de 3 mil 450 millones de pesos  y un tránsito promedio de 8 mil 900 vehículos diarios, esta obra de infraestructura brinda seguridad y eficiencia, mayor rapidez a los desplazamientos y mejor calidad de servicio, además de menores costos de operación vehicular.

Esta autopista no sólo mejora la comunicación dentro de Guanajuato, también une los corredores carreteros de Querétaro-Ciudad Juárez y el de Ciudad de México-Nuevo Laredo, con ramal a Piedras Negras, contribuyendo al desarrollo económico y social del Bajío.

Con ello la Autopista Salamanca-León impulsa a la industria automotriz del Bajío, al facilitar la conectividad de sus proveedores y la distribución de su producción hacia los Estados Unidos.