Por Enrique Peña Nieto

Santiago de Chile, 26 de enero de 2013

Durante la Primera Cumbre de la CELAC-UE en Santiago me reuní con Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, el Caribe y de la Unión Europea.

Les hice saber que mi gobierno está decidido a ser parte activa del diálogo y la cooperación entre nuestros continentes y que México seguirá apostando por el libre comercio, como el gran motor de desarrollo, del cual ambas regiones podemos beneficiarnos.

Los mexicanos estamos listos para asumir un papel más activo, de mayor responsabilidad y compromiso, ante los retos globales.

En este siglo XXI, nos corresponde construir una nueva etapa de cooperación, en beneficio de nuestras poblaciones. La CELAC-UE será una alianza que impulse las inversiones interregionales y el comercio exterior, fomentando así, la creación de empleos y la reactivación de las economías.

Hoy podemos afirmar que comienza un nuevo amanecer en las relaciones de los países latinoamericanos y caribeños con los países europeos; habrá un puente de mayor entendimiento entre ambos continentes.

Expreso mi felicitación al gobierno de Chile, por el liderazgo mostrado en la organización de esta exitosa Cumbre y reitero mi agradecimiento al Presidente Sebastián Piñera, por su hospitalidad y finas atenciones.