Por Enrique Peña Nieto

Este lunes, cuando millones de estudiantes y maestros regresan a clases, quiero reiterar  mi compromiso con la transformación educativa del país y con la educación pública de México.

Como se sabe, en el marco del Pacto por México, los partidos políticos, legisladores y el Gobierno de la República, estamos impulsando una reforma para mejorar la calidad de la educación que hoy reciben nuestros hijos.

Esta reforma beneficia a todos: a alumnos, maestros y padres de familia. Parte esencial de ella, es la evaluación. Ahora la llevará a cabo un instituto autónomo e imparcial.

Las evaluaciones serán justas e integrales, tomando en cuenta las condiciones en que se imparten clases. Será una evaluación que reconozca los méritos de los maestros, y nos permita detectar necesidades de mejora y sus requerimientos de apoyo y capacitación.

Invito a todos los maestros de México, a que conozcan la Reforma Educativa y se sumen a este gran cambio que, sin duda, será histórico y de amplio beneficio para nuestro país.