El Gobierno de la República está dando pasos importantes en Derechos Humanos. Una de las principales medidas ha sido la transición a la nueva Política de Estado por la Seguridad y la Justicia de los Mexicanos.

El propósito es armonizar la agenda de seguridad y justicia con la agenda de los Derechos Humanos; por ello, el Presidente Enrique Peña Nieto ordenó las siguientes acciones:

  • Poner en marcha un Programa Nacional de Derechos Humanos, para fortalecer las áreas del gobierno en esta materia y establecer la Instancia Federal que de seguimiento a la instrumentación de la Reforma de Derechos Humanos.
  • Elaborar Protocolos de Actuación para los cuerpos de seguridad de todo el país.
  • Depurar y reestructurar el Instituto Nacional de Migración, para procurar el respeto a los derechos de los migrantes de naciones hermanas y fortalecer la seguridad territorial.
  • Instrumentar una política pública en materia de personas no localizadas, que contemple bases de datos de información genética, protocolos de búsqueda y fuerzas de tarea especializadas.

De manera adicional, la Secretaría de Gobernación ya trabaja para establecer el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres; y para asegurar los derechos de las personas con discapacidad.