Fuente: ISSSTE

Cuando estamos de vacaciones tendemos a relajar nuestros hábitos alimenticios; esto puede causar efectos secundarios en tu salud y la de tu familia como: aumento de peso, indigestión, colitis, gastritis y diabetes.

Por ello te sugerimos sencillos hábitos alimenticios para estas vacaciones:

  • Consume al menos dos raciones de fruta y tres raciones de verduras al día.
  • Toma como mínimo un litro de agua natural diariamente.
  • Prefiere los alimentos que contengan poca grasa.
  • Actívate: camina, juega, baila, ejercítate.

Cuidar tu salud garantiza unas buenas vacaciones.