Guillermo Haro nació en la Ciudad de México el 21 de marzo de 1913 y murió el 26 de abril de 1988 en la misma ciudad.

En 1941 empezó a trabajar como ayudante en el observatorio astrofísico de Tonantzintla, Puebla. Tres años después se le encargó la dirección del observatorio de Tacubaya, para después ser nombrado titular del de Tonatzintla, donde pasaría la mayor parte de su vida laboral.

Promovió la fundación de institutos de física, biología, electrónica, universidades agrícolas y de recursos naturales. Entre sus aportaciones sobresale su labor al fotografiar una buena parte de estrellas llamadas novas.

En 1967 propuso la instalación de un observatorio en San Pedro Mártir, Baja California y 3 años después, otro en Cananea, Sonora, que actualmente lleva su nombre. En 1972 convirtió el observatorio de Tonatzintla en el moderno Instituto de Astrofísica, Óptica y Electrónica.

Entre sus descubrimientos destaca el de unas pequeñas nebulosas que fueron bautizadas en su honor como “objetos Herbig-Haro”; gran número de estrellas azules, nebulosas planetarias, galaxias y cuásares llevan su apellido.

Fuente: SEGOB