El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se reunió con representantes de las distintas iglesias evangélicas, cristianas, y cristianas no evangélicas, con quienes sostuvo un diálogo abierto sobre diversos temas de interés nacional.

El diálogo con 33 representantes de distintas iglesias dialogaron se centro en temas de sobre seguridad, la situación económica del país, los avances en la implementación de las distintas Reformas Estructurales, así como de las acciones y programas impulsados por el Gobierno de la República para construir una sociedad de derechos.

El Primer Mandatario reiteró la naturaleza laica del Estado mexicano, así como el respeto de su Gobierno a la libertad de religión y de creencias que garantiza la Constitución.