Por Enrique Peña Nieto

Tener más energía, permite atraer inversiones y generar empleos; por ello, el Gobierno de la República trabaja para abastecer de energía al país, con precios competitivos y un suministro confiable.

Hoy, en Nuevo León, puse en operación uno de los gasoductos más importantes del país: la Fase I del gasoducto "Los Ramones" con una longitud de 116 km, que va de la frontera en Tamaulipas, a Los Ramones, Nuevo León, y con una inversión de 587 MDD.

Es una de las obras de infraestructura energética de mayor dimensión en la historia de México. Contempla una inversión total superior a los 2 mil 500 MDD. Sólo la Fase I de este gasoducto permitirá incrementar en un 50% nuestras importaciones actuales de Gas Natural a través de ductos.

Así, con la Reforma Energética y la infraestructura de este sector, detonaremos el desarrollo económico de México y sus regiones, generando miles de empleos a lo largo y ancho de la geografía nacional.