De acuerdo a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), las intensas lluvias registradas en gran parte del país benefician la producción nacional, contribuyen a la recuperación del hato ganadero y permiten un basto regular de alimentos, por lo que no hay razón que justifique alza de precios.

En los últimos meses se han identificado fluctuaciones en el precio de productos como el tomate, pero no en los 12 artículos que impactan la canasta básica, como maíz, azúcar, frijol, trigo y huevo.

Tras una prolongada sequía actualmente más de 100 millones de hectáreas ganaderas y más de 22 millones de hectáreas cultivables se han visto beneficiadas con las precipitaciones de las últimas semanas.

La sequía mantenía a las presas en su niveles mínimos e incluso anulaba ciclos agrícolas; sin embargo, las lluvias permitirán al país contar con un ciclo normal e incluso una producción mayor en productos como granos.

Ante esta estimación de producción excedentaria en granos, ya se aplican esquemas de reconversión para evitar la caída de precios y que éstos impacten en la economía de los productores.

Fuente: SAGARPA