Por Enrique Peña Nieto 

Esta mañana, participé en la inauguración del Foro México 2013: Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente, un gran espacio de información y reflexión, para quienes tenemos la responsabilidad de diseñar y ejecutar los programas de gobierno.

Celebro la realización de este Foro porque es el marco idóneo para establecer un diálogo entre el Gobierno de la República, la sociedad civil y los expertos nacionales e internacionales, sobre el futuro inmediato de México.

Estoy convencido de que las recomendaciones, resultantes de cada una de las mesas temáticas, serán muy útiles para enriquecer el Plan Nacional de Desarrollo, que orientará los esfuerzos de este sexenio

Sabemos y entendemos que éste es el tiempo de México, pero toda política macroeconómica y sectorial, que pudiera parecer abstracta, debe reflejarse en la vida diaria de las personas, debe traducirse en que los mexicanos ganen más y tengan mejores condiciones de vida.

Las políticas públicas no pueden ser fines en sí mismos, son instrumentos al servicio de la gente.

Con esa convicción, hago votos porque el Foro México 2013 sea un espacio para reflexionar en torno a políticas públicas capaces de transformar vidas.