Por Enrique Peña Nieto 

Desde el primer día de mi administración me comprometí a ejercer una Presidencia Democrática, que escuche las voces de la sociedad para tomar las mejores decisiones. Planear a partir de las prioridades de la sociedad es una convicción político personal.

Hay un gran número de personas dispuestas a transformar a México. Tan sólo en la consulta en línea para construir el Plan Nacional de Desarrollo 2013 – 2018, más de 32 mil mexicanos ya se han unido a este ejercicio democrático.

Hoy dimos inicio al primer Foro de consulta, con el objetivo de escuchar opiniones y propuestas para establecer agendas de trabajo viables, que contribuyan al desarrollo del país y que además permitan hacer de México, un Actor con Responsabilidad Global.

Hoy tenemos la responsabilidad de trazar una ruta acorde con las nuevas realidades globales: una ruta que renueve el espíritu de fraternidad y solidaridad, que nos permita recobrar el liderazgo, retomar el papel de mediador y conciliador, reafirmar el compromiso con el libre comercio, la movilidad de capitales y la integración productiva.

En el actual escenario mundial, no debe haber países lejanos para México. Con todos debemos interactuar, porque a todos les podemos aportar, y de todos podemos aprender.