Felipe Villanueva nació en Tecámac, Estado de México, el 5 de febrero de 1862. Falleció en la Ciudad de México el 28 de mayo de 1893; sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres el 27 de agosto de 1945.

Fue virtuoso en la ejecución del violín y el piano. Destacó en las orquestas como primer ejecutante, maestro e instructor musical. Escribió dos óperas: "Keofar" y "Un día de asueto", también compuso el "Vals poético" para piano con arreglo sinfónico.  "Danzas humorísticas" y"Vals lento" son otras de sus obras.

A la edad de 11 años compuso la mazurca "El último adiós" que le sirvió para continuar sus estudios de música en el Conservatorio Nacional, no obstante, abandonó el plantel.

En 1879 la empresa internacional Wagner y Levien Sucs publicó sus piezas "La erupción del Peñol" y "La llegada del ciclón" lo que extendió su popularidad entre el público mexicano.

Con el apoyo de un grupo de amigos fundó en 1887 el Instituto Musical, orientado al estudio e interpretación de autores y compositores franceses y románticos.

Fuente: SEGOB