Este domingo, desde la Heroica Escuela Naval Militar en Antón Lizardo, Veracruz, acompañé a los jóvenes cadetes del primer año en la Ceremonia de Jura de Bandera; acto que reafirma su convicción por ser parte de las Fuerzas Armadas.

También recordamos cómo hace 99 años los jóvenes cadetes de la Escuela Naval, junto al pueblo veracruzano, defendieron la Patria con su vida misma de las tropas norteamericanas, siempre dispuestos a salvaguardar la soberanía nacional y la dignidad de México.

Fue así como los alumnos de ese entonces prestigiaron su nombre, su uniforme y a esta noble institución. Este valor motivó a que en 1947 el Congreso de la Unión la declarara “Heroica” a la Escuela Naval Militar.

México necesita de jóvenes cadetes que honren el uniforme que usan, y que estén a la altura de los jóvenes que hace 99 años ofrendaron su vida a la Patria.

Este episodio es una enseñanza de que no hay edad para esforzarse y luchar por México; estudiando, trabajando o siendo solidarios con los demás, construimos un mejor país y podemos honrar el “ser mexicanos