Desde el primer día de mi administración, convoqué a la sociedad mexicana en torno a una gran causa: erradicar el hambre en nuestro país.

Me comprometí a formar un frente común entre los sectores público, privado y social en favor de los más necesitados; a crear conciencia social y a rendir cuentas periódicamente, conmemorando cada año, un mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

En este 2015, para no interferir con los procesos electorales en curso, hemos decidido adelantar el mes de la Cruzada y conmemorarlo en febrero".

Con los esfuerzos entre distintas dependencias del Gobierno de la República, hoy la Cruzada Nacional Contra el Hambre está mejorando la economía familiar, al llevar alimento, salud, educación, vivienda y servicios básicos a los mexicanos que más lo necesitan.

Tras casi 2 años de acciones, hemos brindado mayor acceso a la alimentación a millones de mexicanos; respaldado a las familias para que mejoren sus ingresos; y construido y/o dignificado viviendas. Todo esto, en un marco de amplia participación ciudadana. ¡Enhorabuena! Así seguiremos trabajando.