El robot Tláloc II-TC ingresó al último tramo del túnel que se halla bajo el Templo de la Serpiente Emplumada, en Teotihuacan y reveló la existencia de al menos tres cámaras al fondo del conducto.

La continuidad de estos trabajos en las profundidades del Templo contribuirán a esclarecer aspectos de la vida ritual en Teotihuacan, probablemente aquellos relacionados con la inhumación de sus gobernantes o personajes de alta jerarquía.

Con esta base documental, el proyecto Tlalocan proseguirá su quinta temporada. Uno de los objetivos será el retiro del relleno que obstruye los últimos 30 metros del túnel que mide alrededor de 120 metros.

Fuente: INAH