Durante su intervención en la 70 Asamblea General de la ONU, el Presidente Enrique Peña Nieto mencionó que es tiempo de rescatar y respaldar los altos valores que dieron origen a las Naciones Unidas, como la paz, la solidaridad y el respeto a los Derechos Humanos.

Respeto para los migrantes, respeto para las mujeres; respeto para todas las razas y religiones; respeto a la diversidad y a la pluralidad política; pero sobre todo, respeto a la dignidad humana.

Explicó que con las crecientes desigualdades; con una crisis económica mundial que no cede; y con la frustración social que esto provoca; el mundo de hoy está expuesto a la amenaza de los nuevos populismos:

Las sociedades deben estar alertas frente a quienes se aprovechan de sus miedos y preocupaciones; ante los que siembran odio y rencor, con el único fin de cumplir agendas políticas y satisfacer ambiciones personales.

Afirmó que se tiene que recuperar el valor de la confianza: confianza en el trabajo constructivo, confianza en los demás, en las instituciones y entre nuestras naciones.