El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó a dos personalidades argentinas Condecoraciones de la Orden Mexicana del Águila Azteca. Dos distinguidos argentinos, cuyo trabajo para estrechar los lazos entre Argentina y México, ha sido ejemplar.

Hernán Santiago Lombardi, una de las figuras más reconocidas en el sector cultural de Argentina en los últimos 15 años. Como Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, ha sido activo promotor de la cultura mexicana.

A partir de un diálogo propositivo con la Embajada de México en Argentina, logró una exitosa vinculación entre la promoción turística y la agenda de desarrollo cultural de la capital, que se articuló en torno a la recuperación de los espacios públicos.

Adriana Rosenberg, es una profesional que ha dedicado su vida a promover el arte y la cultura en sus múltiples expresiones, al frente de la Fundación Proa, en el tradicional Barrio de La Boca.

Gran conocedora y apasionada del arte mexicano. Desde la arqueología hasta las expresiones contemporáneas. Ha trabajado intensamente para dar a conocer la riqueza de las civilizaciones precolombinas asentadas en lo que hoy es México.

Pero también, ha difundido el aprecio por el arte moderno, en las obras de artistas de la talla de Diego Rivera, Rufino Tamayo, Frida Kahlo; y de creadores de mediados del siglo XX como Julio Galán o tan contemporáneos como Jorge Méndez Blake, entre otros.

En su labor destaca el desarrollo de alianzas con coleccionistas e instituciones públicas de México, que le han permitido posicionar a la Fundación Proa como una de las principales promotoras del arte y la cultura mexicana en Argentina.

"Adriana y Hernán son pilares indispensables de la democratización de la cultura, hasta convertirla en un instrumento de transformación individual y social.

Y en este esfuerzo, han sabido acercar el acervo de la cultura mexicana, al corazón del pueblo argentino".