Por Enrique Peña Nieto

México da la más cordial bienvenida al Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, y a su apreciable comitiva, a quienes recibí hoy en Palacio Nacional.

Nuestro país considera a la Santa Sede como un gran aliado para impulsar temas prioritarios de la agenda internacional, contribuyendo a la construcción de un mundo más incluyente y más justo.

Por ello, reconozco que la participación del Cardenal Parolin en el Coloquio México-Santa Sede sobre Migración Internacional y Desarrollo, ha sido muy enriquecedora para avanzar en la atención de un tema de la mayor relevancia y que el Santo Padre ha hecho una prioridad.

Agradecemos que la Santa Sede reconozca la importancia del fenómeno migratorio y que asuma un activo papel, para incluirlo como tema prioritario en la Agenda Mundial de Desarrollo Post-2015.

Seguiremos trabajando juntos en la construcción de sociedades, tanto en México como en el resto del mundo, que sean más equitativas y garanticen la dignidad humana.