Fuente: Acervo Filatélico

Durante la presidencia provisional del general Ignacio Comonfort el 21 de febrero de 1856 se publica la Ley que modifica el sistema de Correos: se establece el previo franqueo postal, se implanta el uso del timbre, se modifican las tarifas y se determina el uso de sobrecarga para cada agencia de Correos, sin la cual no tendrían valor los timbres.

Anunciados para el 15 de julio, se ponen a la venta el 1 de agosto de 1856 los primeros sellos postales de México en la Ciudad Capital, los primeros envíos a los distritos se realizaron hasta el día 19 del mismo mes.

Esta primera emisión consistió en una serie de cinco sellos, todos con la efigie de Miguel Hidalgo, pero con colores distintos según el valor de 1/2, 1, 2, 4, y 8 reales en colores azul, amarillo, verde, rojo y lila respectivamente. Todos se imprimieron en papel sin marca de agua o filigrana, la técnica usada fue el grabado, diseñado por José Villegas, director de la imprenta del Gobierno, la palabra México se escribió con j, y no tienen perforaciones.