Por Enrique Peña Nieto

Este día, con ánimo renovado y plena disposición política, el Gobierno de la República y las principales fuerzas políticas nos reunimos para refrendar nuestro compromiso con la transformación del país y con el Pacto por México.

El Pacto es un gran acuerdo nacional para mejorar la calidad de vida de nuestra gente, más allá de ideologías o intereses partidistas. Ha sido, sin duda, un extraordinario ejercicio democrático y de largo alcance, privilegiando el interés superior de la Nación.

Por ello, hemos decidido ampliar y enriquecer el Pacto por México para blindar los programas sociales de los tres órdenes de gobierno, de cualquier desviación, manejo sesgado o uso electoral. La lucha contra el hambre no debe, ni habrá de confundirse, con la lucha electoral.

Reconozco la voluntad conciliadora de los dirigentes y representantes de los principales partidos políticos del país, quienes han optado por mantener el camino del diálogo y de los acuerdos. Hoy, no sólo ratificamos la vigencia plena del Pacto, sino que se fortalecen y amplían sus alcances.

El Gobierno de la República y las principales fuerzas políticas mantendremos el interés nacional por encima de otros intereses, y así, asegurar una agenda de trabajo compartida. Estamos decididos a transformar a México y sabemos que sólo lo lograremos a través del entendimiento. ¡El Pacto por México continúa!