El Gobierno de la República trabaja conjuntamente con las autoridades del Gobierno de Baja California Sur para que se recuperen lo antes posible las condiciones de normalidad en el estado y que se restablezcan los servicios de electricidad, agua potable, comunicaciones y abastecimiento de víveres.

El Presidente Enrique Peña Nieto, en su visita a Los Cabos, Baja California Sur expresó a la población afectada por el huracán Odile que "no están solos" y que “cuentan con el decidido apoyo, respaldo y solidaridad absoluta del Gobierno de la República”.

Entre las acciones preventivas que se realizaron se instalaron albergues para más de 11 mil personas que fueron desplazadas de zonas de gran vulnerabilidad lo que permitió que no hubiera ninguna víctima.

Actualmente se están tomando acciones, para reinstalar lo más pronto posible el suministro de agua potable, de energía eléctrica, de abastecimiento de víveres y de apoyo a las viviendas afectadas. El Presidente Enrique Peña Nieto realizará visitas regulares al estado para evaluar los avances que se tengan en las acciones que se han puesto en marcha para ayudar a la población.