Por Enrique Peña Nieto

Como Presidente de la República, me enorgullece comandar al Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de México. Es un honor contar con soldados y marinos, preparados en la disciplina, pero también en la inteligencia; forjados en el arrojo, pero también en la táctica y la estrategia.

En el Día del Ejército Mexicano, los mexicanos reconocemos con orgullo a nuestros soldados, comprometidos con las mejores causas y los más altos ideales de nuestra sociedad.

Con gallardía, las Armas Nacionales han salvaguardado los valores en que creemos todos los mexicanos: soberanía y libertad; justicia y paz; unidad y democracia. Con absoluta entrega, desde luego, han respaldado a la población afectada por contingencias naturales.

Con su lealtad, institucionalidad y patriotismo a toda prueba, los soldados de México cumplen la parte que les corresponde, para que México siga avanzado por la ruta de la libertad, la paz y la democracia.

Como su comandante supremo, les pido que lo sigan haciendo como hasta ahora: con absoluta lealtad a México.

Felicidades en su día al Ejército Mexicano. Con su lealtad y patriotismo, nuestro país sigue avanzando por la ruta de la libertad y la paz.

— Enrique Peña Nieto (@EPN) febrero 19, 2014