Por Enrique Peña Nieto

La educación es un factor esencial en el progreso de toda nación. Aquellos países que han priorizado la formación de sus niños y jóvenes, son los que hoy gozan de mayores niveles de vida para toda su población.

En México, sin embargo, el Índice de Deserción en Educación Media Superior es de 14%. Se estima que, de los 4.5 millones de alumnos inscritos, de no contar con apoyo suficiente, 614 mil podrían dejar de estudiar.

De ahí deriva la importancia del programa “piloto” Becas-Salario, que hoy iniciamos en el Estado de Morelos.

En este ciclo escolar 2013-2014, la Federación aportará 200 millones de pesos y el Gobierno de Morelos 22 millones, para hacer realidad el Programa Becas-Salario Universal.

En el estado de Morelos también expresé mi confianza en que el Congreso de la Unión analizará, en breve, la Ley General del Servicio Profesional Docente y la someterá a votación por sus integrantes.

La Reforma Educativa beneficia a todos. A los maestros, les da certeza laboral y oportunidades de crecimiento profesional. A los padres de familia, les asegura que sus hijos recibirán educación de calidad.

Y a los estudiantes, lo más importante, por quienes todos trabajamos, les brindará educación de vanguardia, para que sean dueños de su propio destino.