El Día Mundial para la Prevención del Suicidio busca difundir medidas de prevención contra este fenómeno, considerado multifactorial (factores biológicos, psicológicos y sociales).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el suicidio es “todo acto por el que un individuo se causa a sí mismo una lesión o un daño, con un grado variable de la intención de morir, cualquiera que sea el grado de la intención o de conocimiento del verdadero móvil”.

Cada día en el mundo, alrededor de 3 mil personas ponen fin a su vida y se estima que por cada persona que consigue suicidarse, existen al menos 20 que lo intentaron. Además, el suicidio es una de las cinco principales causas de mortalidad entre las personas de 15 a 19 años de edad y sucede con mayor frecuencia en los varones.

En México, en el 2011 se registraron 5 mil 718 suicidios de los cuales el 80.8% fueron consumados por hombres y 19.2% por mujeres. Por ello, el suicidio es considerado un problema de salud pública en el país.

Es importante prestar atención a las siguientes situaciones:

  • Cambios en el carácter como enojo o agresividad, alta impulsividad, irritabilidad, comportamiento antisocial.
  • Referencias reiteradas a la muerte.
  • Amenazas de suicidio.