Este 11 de abril, se celebra el Día Mundial del Parkinson 2013; en México se estima que esta enfermedad  afecta a más de 100 mil personas y se presenta entre la cuarta y sexta década de la vida.

Aún se desconoce el origen de la enfermedad, sin embargo, se sabe que en 15 por ciento de los casos intervienen factores hereditarios. En la actualidad tiene mejores expectativas de tratamiento, lo que permite al paciente tener una óptima calidad de vida.

Actualmente el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía INNN "Manuel Velasco Suárez" realiza investigaciones de vanguardia sobre diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad. El INNN ha logrado el reconocimiento internacional por los trabajos científicos realizados.

Los principales síntomas que manifiesta el paciente son movimientos involuntarios (temblor) en una mano o pierna cuando está en reposo, en su defecto, rigidez en estas partes del cuerpo o alteraciones para caminar.

También es frecuente que el paciente note torpeza o debilidad de un lado de su cuerpo, así como cierta lentitud en la realización de sus actividades diarias, además que el tono de su voz disminuye.

Aunado al tratamiento farmacológico, el paciente debe llevar a cabo una terapia física, como puede ser gimnasia, fisioterapia, natación y caminata, que le ayudan a conservar la actividad motora, a mejorar la postura, la marcha y, sobre todo, a evitar la inmovilidad y la dependencia.