El último sábado de septiembre de cada año, la Organización Mundial de la Salud y la Federación Mundial del Corazón celebran el Día Mundial del Corazón, debido a que enfermedades cardiovasculares (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) son las más mortales del mundo.

Las enfermedades al corazón cobran más de 17 millones de vidas al año en todo el mundo (30 por ciento de las muertes globales), por ello, se busca con éste día que la población esté mejor informada para reducir al mínimo los factores de riesgo.

Las principales causas de enfermedades del corazón son el consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable, la mayoría pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo y llevando estilos de vida saludables.

Los síntomas de ataque al corazón son la dificultad para respirar; náuseas; vómitos; mareos o desmayos; sudores fríos; palidez; dolor o molestias en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda; entumecimiento en la cara, piernas o brazos; confusión; dificultad para hablar; problemas visuales en uno o ambos ojos; dificultad para caminar; pérdida de equilibrio o coordinación; dolor de cabeza intenso de causa desconocida y debilidad o pérdida de conciencia.

Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

Fuente: SALUD