Fuente: PROFECO

La celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor fue instaurada en 1983 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dando paso al establecimiento de las Directrices para la Protección del Consumidor.

Este 15 de marzo, con el fin de dar un sentido aún más profundo a la celebración, se hace énfasis en el Derecho a una Alimentación Saludable y las virtudes que representa tanto para la vida de las y los consumidores a nivel global, como para la preservación de los recursos naturales y para consolidar una cultura del consumo responsable.

Actualmente, mexicanas y mexicanos hacemos frente a la necesidad de replantear nuestros hábitos de consumo y alimentarios. El consumo saludable pretende que consumidoras y consumidores analicen las consecuencias de la alimentación en su salud y bienestar.

Para un consumo responsable es importante conocer y asimilar las consecuencias de consumir alimentos de origen animal con alto contenido de grasa saturada, carbohidratos simples y azúcares blancos y sal.