Fuente: ONU

Cada año, el 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, en conmemoración del aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Este día brinda la oportunidad de impulsar y participar en actividades que pueden mejorar la salud.

Este año el tema son las enfermedades transmitidas por vectores, es decir, organismos que transmiten patógenos de una persona  infectada a otra; bajo el lema "Pequeñas picaduras, grandes amenazas".

El dengue es un ejemplo de enfermedad transmitida por vector de gran relevancia negativa en términos de salud pública e impacto económico. Durante las últimas décadas, América Latina se ha convertido en la región con las cifras anuales reportadas más altas en el mundo.

El papel de las personas y las comunidades es un componente esencial para las acciones de prevención de la infección que incluyen acciones de protección individual como:

  • Uso de ropas que sirvan de barrera en la exposición a la picadura.
  • Uso de mallas protectoras en puertas y  ventanas.
  • Tapado de recipientes en los que se almacena agua.
  • Eliminación de charcos y drenajes de los lugares en los que acumula el agua.
  • Eliminación de recipientes inservibles donde se poza el agua.
  • Control de la basura en los patios y jardines.