El 28 de julio de cada año, la Organización Mundial de la Salud OMS  y sus asociados conmemoran el Día Mundial contra la Hepatitis con el objetivo de acrecentar la sensibilización y la comprensión de la hepatitis viral y las enfermedades que provoca.

Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E pueden causar infección e inflamación grave y crónica del hígado, que a su vez puede dar lugar a cirrosis y cáncer del hígado.

Estos virus representan un importante riesgo sanitario mundial, reflejado en los 240 millones de personas en el mundo que padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B, y unos 150 millones con el de la hepatitis C. Aproximadamente un millón de personas muere cada año por enfermedades relacionadas con la hepatitis viral.

Para 2013, el tema general es: “Esto es la hepatitis... Conócela. Afróntala”. El Día Mundial contra la Hepatitis se fijó el 28 de julio en honor del descubridor del virus de la hepatitis B, Profesor Baruch Samuel Blumberg, galardonado con el Premio Nobel, nacido ese día.

Fuente: OMS