Fuente: ONU

El 6 de abril se proclamó como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. El deporte promueve una sociedad pacífica y estilos de vida sanos, además se asocia con la cultura y la educación y salvaguarda la dignidad humana sin discriminación alguna.

Este día es oportunidad para reconocer el potencial del deporte en la creación de un entorno de tolerancia y comprensión, que ayude a promover la paz y el desarrollo, facilitando así la consecución de grandes metas como los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El deporte puede promover la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, la comprensión, la inclusión social y la salud. Sus valores intrínsecos como el trabajo en equipo, la justicia, la disciplina, el respeto por el adversario y las reglas del juego son entendidas por todo el mundo y se pueden aprovechar en el avance de la solidaridad, la cohesión social y la convivencia pacífica.