El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales, se observó el 15 de octubre de 2008. Este día reconoce la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural.

Las mujeres desempeñan un papel fundamental en las economías rurales de los países desarrollados y en desarrollo.

En la mayor parte del mundo en desarrollo participan en la producción de cultivos y el cuidado del ganado, en proporcionar alimentos, agua y combustible para sus familias.

Participan en actividades no agrícolas para diversificar los medios de subsistencia de sus familias. Además, llevan a cabo las funciones vitales en el cuidado de los niños, los ancianos y los enfermos.

Fuente: ONU