Por Enrique Peña Nieto

Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, entregué el Centro de Justicia para las Mujeres del estado de Hidalgo.

Con éste, suman 16 los centros que brindan atención integral a las mujeres, para romper el círculo de la violencia, ejercer sus derechos y fortalecer su independencia económica.

En México, la violencia de género debe ser inaceptable, por ello estamos consolidándonos como una nación libre de violencia y ello exige una acción permanente de todas y todos.

Las mujeres mexicanas son las mejores aliadas para ser promotoras de la paz, la sana convivencia y la armonía social. Hoy, les hago un llamado para que se conviertan en las Guardianas de la Paz.

El Gobierno de la República está trabajando con decisión, para que ninguna mexicana sea discriminada, excluida o violentada. Debemos seguir trabajando juntos, desde el hogar, los centros de trabajo y las escuelas, para construir una nación que valore, respete e impulse a las mujeres.