El Día del Estado Mayor Presidencial fue establecido el 18 de febrero de 2013, para reforzar los vínculos de cohesión e identidad del personal y dar a conocer sus acciones al pueblo de México.

El origen data del 18 de febrero de 1913, cuando el Estado Mayor demostró lealtad a Francisco I. Madero, al oponerse al golpe de Estado que llevó a cabo Victoriano Huerta.

Los Capitanes Gustavo Garmendia y Federico Montes arriesgaron su vida para defender al Presidente Madero ante el golpe de Estado que en ese momento pretendía Victoriano Huerta.

Durante la defensa, el Capitán Gustavo Garmendia dijo: “Al Presidente, nadie lo toca”.
 
El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, reconoce su entrega cotidiana, su lealtad, su empeño diario por cumplir con la alta misión que México les ha encomendado. 
"Son mujeres y hombres que diariamente cumplen su elevada misión, bajo los principios inquebrantables de lealtad y patriotismo". 

Misión de EMP
  • La misión del Estado Mayor Presidencial es garantizar la seguridad del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y de su familia. También protege a ex-presidentes y otras personalidades encomendadas por el ejecutivo.
  • Organiza la seguridad de los actos oficiales en los que participe el Presidente.
  • Desarrolla las actividades de inteligencia y contrainteligencia que se requieran.
  • Coordina el mantenimiento, conservación y restauración de las instalaciones presidenciales.
  • Tiene la responsabilidad de administrar y operar la flota aérea de la Presidencia de la República, y de asegurar la logística óptima para las actividades del Presidente de la República dentro y fuera del país.
El EMP está compuesto por 2 mil 865 efectivos:

10 generales
26 policías de la CDMX
30 policías federales
181 jefes
367 civiles
774 oficiales
1,477 miembros de tropa