La libre manifestación de las ideas y el derecho a estar debidamente informados, son fundamentales para consolidar nuestra democracia y acelerar nuestro progreso.

El artículo 6º y 7º de nuestra Constitución contiene la libertad fundamental de expresión de las ideas en los siguientes términos:

Artículo 6º: La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de terceros, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado.

Atículo 7º: Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública, en ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito.

El gobierno del Presidente Miguel Alemán, estableció el 7 de junio de 1951 como el Día de la Libertad de Expresión en México y en 1976 el Presidente Luis Echeverría añade a esta celebración, la entrega del Premio Nacional de Periodismo a los más destacados miembros de la prensa escrita y electrónica por sus trabajos desarrollados durante el año anterior en los diversos géneros periodísticos.

El Presidente Enrique Peña Nieto ha declarado en diversas ocasiones que cree firmemente que el verdadero desarrollo sólo puede lograrse a partir de la libertad, por ello desde el primer día de su Administración ha venido ejerciendo una Presidencia democrática.

México es una democracia plena y de sólidas instituciones, por lo que el Gobierno de la República continuará promoviendo la libertad de expresión y demás condiciones indispensables para ejercer el periodismo". Presidente Enrique Peña Nieto, durante la reunión con periodistas y formadores de opinión en el Foro Económico Mundial 2014.