Por Enrique Peña Nieto

Este lunes, en la Residencia Oficial de Los Pinos, instalamos el Comité Nacional de Productividad, porque elevar y democratizar la productividad son condiciones elementales para lograr el México Próspero e Incluyente que nos hemos propuesto.

Ser más productivos no significa trabajar más, significa trabajar mejor; es trabajar con mayor inteligencia; hacer más con los recursos que tenemos. Un trabajador más productivo no es el que trabaja más horas, es el que tiene mejores resultados y, en consecuencia, gana más.

Democratizar la productividad significa abrir espacios y oportunidades para hacer realidad una sociedad más justa, equitativa e incluyente, con una amplia y consolidada clase media.

Tenemos que lograr que todos los mexicanos conozcan y hagan suyo este concepto; que lo practiquen todos los días y tomen decisiones con base en él. La fórmula es muy sencilla: a mayor productividad, mayor prosperidad. Y esto aplica para un individuo, para una empresa o para una nación.

Con más productividad, haremos que nuestro país alcance todo su potencial y compita con éxito en la era global. Con más productividad, vamos a mover y transformar a México.