Para el Gobierno de la República, las Micro, Pequeñas y Medianas empresas son una prioridad, porque son las grandes generadoras de empleo en el país. Desde el primer día de esta administración, se han diseñado y puesto en marcha múltiples esfuerzos, para apoyarlas:

  • PRIMERO. Se creó el Instituto Nacional del Emprendedor, que instrumenta, ejecuta y coordina la política nacional de apoyo a emprendedores y MIPYMES. A través de esta institución, durante 2013, se beneficiaron a más de 153 mil MIPYMES y a más de 116 mil emprendedores.
  • SEGUNDO. Se puso en marcha la Red de Apoyo al Emprendedor, que articula los programas y acciones de las distintas dependencias del gobierno y del sector privado, en favor de nuestros emprendedores.
  • TERCERO. Se han fortalecido los mecanismos para que las MIPYMES nacionales, participen y aprovechen las necesidades de compra y adquisición, de la Administración Pública Federal.
  • CUARTO. Se estableció, como eje transversal del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, elevar y democratizar la productividad de nuestra economía, con particular énfasis en las MIPYMES.

El propósito es que todos los negocios del país, sobre todo los más pequeños, tengan los conocimientos, insumos y condiciones económicas, para ser más eficientes y crecer.