El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, asiste a la Cumbre de Seguridad Nuclear a realizarse en la ciudad de Washington, D.C. este 31 de marzo y primero de abril. De América Latina únicamente participarán Brasil, Argentina, Chile y México.

La participación de México representa una oportunidad para reafirmar su compromiso con los esfuerzos internacionales para evitar la proliferación de las armas nucleares, garantizar la seguridad de materiales e instalaciones nucleares, prevenir y sancionar el terrorismo nuclear y proteger el derecho de todos los Estados a desarrollar energía nuclear para fines pacíficos.

Acciones

1. México impulsará que los compromisos establecidos en las Cumbres anteriores se cumplan y contribuyan a las discusiones en otros foros multilaterales en materia de seguridad nuclear, como el Organismo Internacional de Energía Atómica.

2. Exhortará a los países participantes a enmarcar los esfuerzos nacionales e internacionales en materia de seguridad nuclear en un contexto amplio y avanzar hacia alcanzar un mundo libre de armas nucleares.

3. La Cumbre es una plataforma privilegiada para que México contribuya al diálogo y la toma de decisiones frente a uno de los principales desafíos de la agenda mundial. 

La Cumbre se celebró por primera vez en 2010 como parte de una iniciativa impulsada por Obama en 2009. Su objetivo es promover la cooperación internacional en materia de seguridad nuclear.

Las reuniones han tenido lugar en Washington, La Haya y Praga y buscan aprobar políticas y acuerdos para eliminar el material nuclear de los países, ratificar tratados relacionados con la seguridad nuclear, reforzar las regulaciones o mejorar la tecnología para aumentar la seguridad. 

Prioridades
  • Seguir fortaleciendo la aplicación nacional de la seguridad nuclear a través de compromisos tangibles.
  • Construir una arquitectura global perdurable en materia de seguridad nuclear.
  • Se tiene contemplado que los Jefes de Estado y de Gobierno adopten un Comunicado Conjunto que reitere la vigencia de los planes y acciones adoptadas durante las Cumbres anteriores y la necesidad de continuar con el fortalecimiento en materia de seguridad nuclear a nivel nacional, regional y global.
  • Acuerdos entre las naciones en materia de ciberseguridad, prevención de tráfico de armas nucleares o amenazas a plantas energéticas. 
  • La cumbre incluirá por primera vez una sesión sobre cómo afrontar la amenaza de un ataque terrorista en una ciudad y un simulacro sobre cómo responder al terrorismo nuclear.