La Reforma Energética representa una oportunidad histórica para que México aproveche sus recursos energéticos de forma racional, sustentable y con apego a los principios de soberanía nacional, eficiencia económica y utilidad social.

Algunos de los beneficios de la Reforma Energética son:

Fomentará el desarrollo económico y social de todos los mexicanos

  • Bajará el recibo de la luz, el gas natural, el precio de algunos servicios y alimentos.
  • Se crearán 500 mil nuevos empleos formales durante el sexenio y al 2025, se habrán creado 2.5 millones
  • Crecerá la renta petrolera y con estos recursos se construirán más escuelas, hospitales, carreteras; se ofrecerán mejores servicios públicos.

El sector energético será más transparente

  • Todos los mexicanos tendremos derecho a saber cuánto se les paga a las empresas y qué beneficios aportan.
  • Todas las rondas licitatorias de los contratos serán públicas y transmitidas en tiempo real a través de Internet.
  • El Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo reportará por lo menos una vez al trimestre las cantidades de dinero que transfiera a otros fondos.
  • Las sesiones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de la Comisión Reguladora de Energía serán transmitidas por Internet.

Se protegerá el medio ambiente, la población y los trabajadores

  • Se creará la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.
  • La utilización del gas natural permitirá mejorar la calidad del aire.
  • El uso de mejor tecnología hará posible extraer petróleo de forma más eficiente y encontrar nuevos yacimientos en menor tiempo.
  • La explotación de recursos naturales deberá cumplir con el criterio de sustentabilidad.

Protegerá la industria energética y la soberanía de México

  • Pemex y la CFE seguirán siendo empresas públicas propiedad de todos los mexicanos bajo la figura “Empresas Productivas del Estado”.
  • Pemex tendrá la opción de conservar todos los yacimientos que ya explota.
  • Pemex contará con una ronda cero.
  • Se dará trato preferencial a empresas mexicanas.
  • Se creará un Fideicomiso Público para Promover el Desarrollo de Proveedores y Contratistas Nacionales de la Industria Energética, el que ofrecerá programas de capacitación, investigación y certificación a las pequeñas y medianas empresas nacionales relacionadas con las actividades petroleras.

La industria energética mexicana será más competitiva y eficiente

  • Parte de la renta petrolera se destinará a financiar la investigación científica.
  • Se estima que la capacidad de producción petrolera de México aumentará de 2.5 millones de barriles diarios actuales a 3 millones al terminar el sexenio.
  • Se estima que la capacidad de producción de gas natural de México aumentará de 5,700 millones de pies cúbicos diarios actuales a 8,000 millones en 2018.
  • De 2015 a 2017 los precios de las gasolinas y del diésel aumentarán conforme a la inflación pero con topes máximos, y a partir de 2018 su precio será libre.
  • Se ofrecerán programas de capacitación, investigación y certificación a empresas mexicanas.
  • Mediante el Programa Nacional de Infraestructura 2014 - 2018 se invertirán 3.9 billones de pesos en el sector energético.

El sector energético seguirá apoyando el desarrollo de México

  • El Producto Interno Bruto crecerá 1 punto porcentual en 2018 y 2 puntos en 2025.
  • Se destinará la misma cantidad de la renta petrolera al Presupuesto de Egresos que antes de la reforma.
  • Se construirán, a lo largo del sexenio, 10 mil kilómetros de nuevos gasoductos con una inversión de más de 170 mil millones de pesos.