Por tercer año consecutivo, realizamos el “Mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre”, para crear conciencia sobre la grave condición que aún sufren millones de mexicanos.

Durante este mes, febrero, visité personalmente Colima, Michoacán, Querétaro, Veracruz y Jalisco; pero en todo el país se han realizado más de 4 mil 500 eventos de Sin Hambre, donde participaron 2.5 millones de personas.

En poco más de 2 años de trabajo en equipo, la Cruzada ha tenido un impacto directo y positivo, en la economía familiar de millones de mexicanos. Hoy,  4.2 millones de personas en pobreza extrema alimentaria son atendidas por algún programa de Sin Hambre.

El propósito fundamental es mejorar las condiciones de vida de los mexicanos más necesitados. Por ello, continuaremos trabajando en cada una de las acciones de la Cruzada, desde luego, con estricto apego a la normatividad en material electoral.

Así lo haremos porque en el primer minuto del viernes 30 de marzo de 2012, cuando inicié mi campaña para ser Presidente de la República, me comprometí a que NO hubiera mexicanos con desnutrición crónica. Mi compromiso sigue en pie y lo voy a cumplir.