El Convenio Minamata tiene como objetivo proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones antropogénicas de mercurio, para lo cual estipula una serie de medidas de control de las emisiones, liberaciones, uso, abasto y manejo de residuos de mercurio y sus compuestos.

Minamata establecerá la prohibición del uso del mercurio de manera gradual en muchos procesos industriales y en productos como termómetros, baterías y lámparas, así como la incorporación de controles sobre la exportación e importación de metales pesados y medidas para asegurar el almacenamiento seguro de residuos de mercurio.

El nombre del Convenio se hace en conmemoración de la ciudad japonesa de Minamata, la cual sufrió uno de los peores desastres a mediados del Siglo XX, por derramamiento de Mercurio al agua, resultando en serios daños a la salud de sus habitantes.

En este  acuerdo internacional intervienen 136 países; es el primer instrumento de carácter multilateral ambiental al que ingresa México durante la presente administración. En representación del Presidente Enrique Peña Nieto, el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Humanos, Juan José Guerra Abud, viajó a Japón para su firma.

Fuente: SEMARNAT