El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la conmemoración de la entrada en vigor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; e instaló el Sistema Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad.

En 2006 la ONU aprobó esta Convención, y hoy hace ocho años, que entró en vigor el acuerdo suscrito, motivado y convocado por México.

"Hoy estamos aquí, para reafirmar nuestro compromiso, no retórico. Un compromiso que va más allá de una voluntad expresada, sino del propósito real y efectivo de trabajar en favor de las personas que enfrentan una condición de discapacidad".

Las personas con discapacidad tienen dificultades para acceder a espacios y servicios públicos; para estudiar u obtener un empleo que les permita realizarse. Nadie puede decirse ajeno a eventualmente tener una discapacidad, porque la mayoría de los adultos mayores termina afectada por una reducción de sus habilidades. 

En México, 6.6% de la población vive con esta condición. Son más de 7.6 millones de niñas, niños, adolescentes y adultos, que diariamente enfrentan retos adicionales para alcanzar una vida plena. Muchos de ellos no tienen acceso real y efectivo a gozar de los derechos que consagran la Constitución.

Acciones:

  • Se estableció el Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad.
  • Se inscriben también el Programa Nacional de Trabajo y Empleo para las Personas con Discapacidad y el Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad.
  • Se sectorizó el CONADIS a la SEDESOL. Esto significa un cambio de visión, para atender la discapacidad, no como un tema exclusivamente de salud, sino de inclusión social.
  • Se han fortalecido los programas de vivienda accesible del INFONAVIT y la SEDATU; así como el Programa Escuelas al CIEN, que prevén los requerimientos en materia de accesibilidad universal. 
  • Hay estímulos fiscales para empresas que contraten a personas con discapacidad.
  • Ya opera la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación. 

"Siendo acciones importantes, aún falta camino por recorrer. En ese sentido, nos vamos a enfocar en tres aspectos inmediatos": 

1. Armonizar la legislación, con lo establecido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Se enviarán al Congreso diversas iniciativas de reforma. 

2. Tener información sobre el reto de la discapacidad en México. El Primer Mandatario ha dado indicaciones para que el CONADIS, en coordinación con el INEGI, diseñe el Sistema Nacional de Información sobre Discapacidad, con dos componentes básicos: el Registro Nacional de Personas con Discapacidad y su Sistema Georreferencial de Información.

3. Fortalecer la participación de la sociedad civil en el diseño e implementación de las políticas públicas. Esto, en reconocimiento a las aportaciones de la sociedad civil.

"Hoy, reafirmo el compromiso que tiene el Gobierno de la República de escuchar a las organizaciones que trabajan en favor de las personas con discapacidad, que sepan que estaremos muy pendientes de ustedes, que mantendremos este diálogo de forma permanente y continua, a través de las dependencias públicas que están constituidas para este propósito.

Hagamos esfuerzo compartido, trabajemos juntos, caminemos de la mano y tengamos siempre presente el espíritu que convocó a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad: nada de nosotros, sin nosotros. Es con ustedes con quienes seguiremos trabajando".

 

 

“”